domingo, 27 de septiembre de 2009

¿Por qué es malo fumar?



Hemos oído y leído tantas veces frases como: “el tabaco mata” o “fumar perjudica gravemente su salud” que parecen haber dejado de hacer efecto y suenan en nuestra memoria vacías de contenido. Sin embargo, es cierto que el tabaco mata, y es cierto que fumar perjudica gravemente la salud.


Como dice el Dr. Bello (especialista en efermedades respiratorias), “el tabaco es el único producto de consumo humano que mata a la mitad de la gente que lo consume, el único que acorta su vida en un promedio de 10 años”. Por eso es malo fumar, porque afecta gravemente la salud.


“La principal causa de enfermedad y muerte por tabaco son las cardiovasculares”, asegura Bello, aunque también es responsable de un alto porcentaje de cánceres y problemas respiratorios.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el tabaco es causa de alrededor de 25 enfermedades, siendo sobre todo responsable del:


  • 90% de cáncer de pulmón
  • 80% a 90% de todos los casos de Enfisema, una enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • 70% de cáncer de laringe
  • 50% cáncer de boca
  • 50% cáncer de esófago
  • 30% y 40% del cáncer de vejiga
  • 30% cardiopatías coronarias
  • 30% cáncer de páncreas

“El problema”, “es que el tabaco no mata inmediatamente, sino que los efectos se hacen visibles a largo plazo, lo que en ocasiones hace que se le de menos importancia”.


Sin embargo, también hay muchos efectos negativos del humo del tabaco que son palpables en el día a día. Estos son algunos de ellos:



  • Disminución de la capacidad aeróbica del fumador, lo que hace que se canse con mayor facilidad.
  • Dolores de cabeza, debido a la intoxicación por monóxido de carbono, proveniente del humo del cigarrillo.
  • El olor permanente a tabaco, que el fumador no percibe porque está acostumbrado, “pero es realmente desagradable”.
  • La piel comienza a arrugarse prematuramente, sobretodo alrededor de la boca.
  • La mujer que fuma, además de arrugas prematuras, su voz se vuelve más ronca y aparece más bello en la cara y en algunas zonas del cuerpo.
  • Alteración de las encías y más posibilidades de sufrir gingivitis.
  • Pérdida de sabores y olores de las comidas.
  • Preocupación permanente por tener cigarrillos y angustia si no se tienen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada